“Yo siempre fui lo que Soy”:PRI

Publicado el julio 17, 2012, Bajo Columna de opinión, Política, Autor Axiel.


Por Ciudadano Kane

“No quiero verte sufrir
no quiero verte llorar
yo siempre fui el que soy”
Canción Renunciación de Javier Solis

En el desarrollo del conflicto poselectoral en México han sido evidentes y explícitas las descalificaciones al PRI en las redes sociales, la indignación es tal que no nos permite serenar las reflexiones, se ha de echar una mirada al bosque entero y recordar la estrofa de aquella canción que a la letra dice: “yo siempre fui lo que soy”.

No podemos negarle al PRI que ha sido fiel a sí mismo y que en esta elección han terminado por graduarse con mención honorifica en las calles de todo el respetable.
Maestros los Priístas en la cooptación, la represión, la demagogia y el invilecimiento de la dignidad ciudadana comprendieron desde el principio que solo la palanca del poder, es decir, el dinero podría cataputarlos al trono.

Como en los tiempos mas brillantes de la marrulleria,el PRI, intenta imponerse por sus fueros y al alto precio de acabar con la frágil democracia que existe en México.
Ingenuos son los Panistas al pensar o pretender que vivirán un cogobierno, pues la naturaleza depredadora del dinosaurio solo lo lleva a reinar en una comarca de súbditos.

Dicho esto, hariamos bien en refrescar nuestra mirada , tomar distancia, acomodarnos a nuestras anchas en la duda y preguntarnos: ¿La izquierda ha sido fiel a sí misma?…… Un largo paréntesis se abre, un silencio abismal, para los más enterados vendrán a la memoria las miles de páginas escritas por destacados intelectuales en busca del sentido de la izquierda en México. Intelectuales que van desde los activistas como José Revueltas, hasta académicos como Enrique Semo, Armando Bartra, Lorenzo Meyer, Adolfo Gilly, Sánchez Vázquez, Bolívar Echeverría, sin olvidar las reflexiones que hiciera en su momento Carlos Monsivais, entre muchos otros. Sin embargo prescindiendo por el momento de tan brillantes disertaciones y apegándonos al sentido común; hoy, la interrogante antes planteada nos urge a darle respuesta.

La izquierda partidista desde sus orígenes ha estado impregnada y presa de la cultura política mexicana en donde la simulación, el espiritu de esclavo y el ideal del patriarca se establecen como las directrices y aspiraciones.
Basta mirar a los destacados miembros de cualquier comité municipal de cualquier partido de Izquierda, sus aires de patriarca, su séquito de súbditos, la manera pronta en que entran al juego de la simulación al realizar sus elecciones internas en donde siempre está la mano negra del edil en turno.

Ventilar esa pudredumbre implica cavar hondo y voltear la mirada a esos gropúsculos de líderes que comercian con la pobreza y la ignorancia en el libre mercado de las componendas y los negocios electorales. Una izquierda partidista ajena a la ciudadanía y practicante del clientelismo mas atroz ,es el comparsa mas eficaz del poder.
Sin pretender hacer una apología del Priísmo seria saludable conocer a nuestros adversarios y reconocer que hasta el momento han contado con los antítodos contra movilizaciones, protestas y descontentos, antídotos que van desde la demagogia mas provinciana hasta la violencia abierta y brutal.

En México la Izquierda partidista ya está domesticada, carece de instrucción teórica, vive ajena a la ciudadanía y lo peor de todo eso es rentable y eficaz para mantener el status quo.
El PRI perdió su hegemonía desde hace tiempo,Situación que ha permitido que la sociedad civil se organice mas allá de los partidos políticos, sin embargo, las formas de organización siguen cargando los lastres de una cultura política en donde su característica más relevante es que cada movimiento u organizacion vive en su propia burbuja lo cual dicta una agenda particular y reduccionista de los problemas nacionales.

Todos tienen razon y razones para querer colocar su problemática como fundamental a la hora de sentarse a la mesa, pero los acuerdos no colocan como prioridad la restauración de la democracia en México pues todos parecen no comprender que estamos viviendo un golpe de Estado Institucional.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: