El “charolazo”, imaginario, afirma Luis Costa Bonino: “En esa cena nunca se pidieron seis millones de dólares”

Publicado el junio 4, 2012, Bajo Política, Autor MonaLisa.

Milenio 2 junio 2012 — Juan Pablo Becerra-Acosta M.

México • MILENIO le solicitó una entrevista al experto en campañas, el uruguayo Luis Costa Bonino, para que diera su versión del llamado “charolazo”, la cena en casa del empresario Luis Creel, en la que presuntamente solicitó a un grupo de empresarios 6 millones de dólares para se invirtieran en la campaña de Andrés Manuel López Obrador, y que con esos recursos éste pudiera ganar la Presidencia de la República.

El doctor en ciencia política por la Universidad de París, después de un intercambio de mensajes, no acepó la entrevista: “Le agradezco mucho su invitación, pero como extranjero no puedo hacer declaraciones públicas sobre cuestiones políticas. Saludos cordiales”, pero remitió a un texto que recién subió la noche de este viernes a su página de internet, LCB, Marketing Político.

Ahí, asegura que López Obrador no sabía de tal cena, que nunca les pidió 6 millones de dólares a los empresarios presentes, y que tampoco se les ofreció nada a cambio de sus eventuales aportaciones, las cuales tendrían que ser —les precisó, según él—, en el marco de la legislación vigente.

A continuación, el texto completo:

“Hace unos cuantos días se realizó en casa del Señor Luis Creel una cena, convocada por él, en su domicilio particular.

“El objeto de esta cena fue el interés de un grupo de empresarios, conocidos o amigos del señor Creel, en apoyar la campaña electoral de López Obrador. Ellos dijeron que, a pesar de que repetidamente habían solicitado reuniones con el candidato, éste nunca los había atendido.

“Estos empresarios querían tener un análisis, un diagnóstico e información, del estado de la campaña, y de sus necesidades, para ver de qué manera podían ayudar y apoyar.

“Esta fue una cena privada. Privacidad que fue violada por la difusión de un audio clandestino, ilegal, editado y manipulado, con la intención de tratar de hacer creer a la opinión pública de que allí había ocurrido algo indebido, y entonces poder atacar políticamente al Candidato Presidencial López Obrador.

“La primera manipulación fue haber quitado la prueba de la premisa fundamental y esencial de esa cena. Se dijo y se aclaró, extensamente, que López Obrador, quien desconocía la existencia de esta cena privada, no había pedido jamás, nunca, en ningún caso, en el pasado o en el presente, dinero a nadie. También se puso el acento, en profundidad, de que no existía, ni iba a existir nunca, ningún tipo de compromiso, de ninguna naturaleza, con quienes eventualmente decidieran apoyar la campaña. Lo cual llegado el caso, harían por las vías legales correspondientes, según las formalidades previstas por la ley electoral.

“Los participantes mencionaron que, aunque sabían que la agenda del candidato estaba extremadamente ocupada, tenían mucho interés en verlo brevemente en algún momento. Por lo que se dijo que se iba a hacer el mejor esfuerzo para que pudieran encontrarse en algún corto espacio de su agenda. Esta parte del audio fue nuevamente manipulada, para sugerir, engañosamente, que se ofrecía ver al candidato a cambio de recursos.

“En esa cena NUNCA SE PIDIERON SEIS MILLONES DE DÓLARES. Lo que se realizó fue una estimación de las necesidades de recursos de la campaña, que no se cubrirían evidentemente solamente con apoyo de privados, y mucho menos con los asistentes a esa reunión.

“La estimación de los seis millones de dólares era un cálculo que incluía, en su mayor parte, la necesidad de aumentar sensiblemente la presencia de espectaculares en todo el país.

“Para esta cena, hice un análisis y un diagnóstico personal, que se realizó en un ámbito privado, lo cual no contradice ninguna norma legal. Quiero destacar que no soy asesor de la campaña, y que no tengo con ella ningún tipo de contrato o de compromiso.”

Inicia IFE investigación

El presidente del Instituto Federal Electoral, Leonardo Valdés, dijo que inició la integración del expediente por la denuncia que el PRI presentó por el supuesto “pase de charola” a empresarios para recaudar fondos para la campaña de Andrés Manuel López Obrador.

El consejero presidente apuntó que López Obrador puede ser requerido “si la investigación conduce” a ello. “Sin embargo, como se trata de una investigación de fiscalización, debe ser muy cuidadosa, y la comisión encargada la realizará con mucho profesionalismo”, agregó.

“Están integrando el expediente, pero primero se tiene que ratificar la denuncia que ya se presentó, de allí valorar las pruebas y que las personas a quienes señalan tengan la posibilidad de expresar en su defensa lo que consideren pertinente”. Por eso, aclaró, los resultados se conocerían después de las elecciones.

Valdés aclaró que el financiamiento de las campañas de los cuatro candidatos siempre es investigado, y en este sentido, aseguró, el IFE actúa con equidad.

Al respecto, López Obrador aceptó comparecer cuando lo llame el IFE por la denuncia presentada por el PRI por el “pase de charola” que hicieron sus colaboradores, y ofreció presentar hoy sábado su informe de gastos de campaña.

La denuncia, opinó, “tiene el propósito de hacer propaganda, porque no les ha ido bien últimamente, quién iba a pensar que nos iban a denunciar”.

Sostuvo que “es el mundo al revés”, es como el que se roba una bolsa o una cartera y empieza a gritar “al ladrón, al ladrón”. (Con información de: Isabel Zamudio, Liliana Padilla y Mariana Otero-Bris)

Claves
El PAN se suma

► El PAN se unió a la exigencia de una fiscalización a los recursos de la campaña de Andrés Manuel López Obrador, por el llamado “charolazo”.

► En una queja presentada por Rogelio Carbajal, representante del PAN ante el IFE, señala la presunta exigencia de colaboradores cercanos de López Obrador a algunos empresarios para que aportaran seis millones de dólares a su campaña.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: