Se devalúa el peso 10.3% en el mes, el nivel más bajo desde 2009

Publicado el junio 1, 2012, Bajo Finanzas, Autor MonaLisa.


Cotización del dólar ayer en la ciudad de México / Foto Guillermo Sologuren

* Llegó el dólar a $14.50 en bancos; el BdeM inyectó 107 millones, segunda intervención en 9 días
* Insiste el titular de Hacienda en atribuir a factores externos el debilitamiento de la moneda
* El proceso electoral, al margen del deslizamiento: Banamex

El ajuste cambiario no tiene relación con la cercanía de la elección presidencial, que se realizará en un mes, afirmó Joel Virgen, analista de Banamex. En esta opinión coincidió Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base. No influyó nada la situación política interna en el movimiento del peso, que se movió por la situación de la zona euro, añadió Siller.

Roberto González Amador y Juan Antonio Zúñiga / La Jornada / Viernes 1º de junio de 2012

La depreciación del peso este jueves, así como la que acumula en el último mes, se explica principalmente por la crisis europea, y en particular la de España, comentó Joel Virgen. Apuntó que las monedas de los principales países en desarrollo, y no sólo el peso, han resentido ajustes en los últimos días, no en función de una debilidad propia, sino por un cambio de inversiones hacia activos denominados en dólares, considerados más seguros en este momento.

La principal fuente de volatilidad sigue siendo la crisis europea. El mercado ha descontado parcialmente una salida de Grecia del euro, pero el temor es lo que puede venir después, esto es, si las autoridades van a poder tender un cerco que proteja de una mayor especulación a otros países como España, explicó el analista.

El valor del peso frente al dólar cayó este jueves al nivel más bajo desde el 30 de marzo de 2009 y acumuló en el mes una devaluación de 10.3 por ciento. La cotización para operaciones de mayoreo finalizó en 14.29 unidades por dólar, en tanto que en ventanillas bancarias llegó a 14.50 pesos. La depreciación provocó que el Banco de México interviniera en el mercado de cambios, por segunda ocasión en nueve días, con una inyección de liquidez por 107 millones de dólares.

También por segunda ocasión en dos días, José Antonio Meade Kuribreña, secretario de Hacienda y Crédito Público, atribuyó a factores externos el debilitamiento de la moneda mexicana. Las variables que están moviendo al tipo de cambio no son variables internas, declaró en Cancún, donde participa en un seminario sobre fondos de pensiones.

Al cierre de las operaciones de mayoreo, las más representativas del mercado de divisas, el tipo de cambio se depreció 14 centavos, para situarse en 14.29 pesos por dólar, una devaluación de 0.98 por ciento respecto del miércoles, de acuerdo con el Banco de México. En ventanillas bancarias, el tipo de cambio finalizó en 13.82 pesos por dólar a la compra y 14.42 pesos a la venta, reportó Banamex.

La depreciación del peso frente al dólar se ahondó a partir del pasado 2 de mayo, en un mercado, paradójicamente, inundado de divisas por un ingreso histórico de inversionistas extranjeros que han dirigido su capital a la compra de bonos gubernamentales y acciones de empresas que cotizan en la bolsa de valores local. Según el Banco de México, en el primer trimestre de este año entraron capitales para estos propósitos por 15 mil 841 millones de dólares, más de lo que ingresó en los dos primeros años de este gobierno.

Por esos mismos conductos, la reserva internacional de divisas del país ascendía a 154 mil 283 millones de dólares el 25 de mayo pasado, un acervo 97 por ciento superior al que respaldaba al peso el 30 de marzo de 2009, cuando el tipo de cambio se encontraba en 14.34 pesos por dólar y la reserva era de 78 mil 401 millones de dólares.

En lo que parece un desafío a la economía doctrinaria de las actuales autoridades fiscales y monetarias del país, nunca la moneda mexicana había tenido un respaldo en divisas de la magnitud actual de las reservas, más el soporte adicional de la línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional por 73 mil millones de dólares y con un proceso de depreciación mayor a 10 por ciento en un mes.

Yo creo que la economía mexicana tiene fundamentos muy sólidos, que crece y crece bien, y la volatilidad está viniendo, sobre todo, de una incertidumbre que se está generando afuera, consideró Meade Kuribreña.

El Banco de México activó su mecanismo de venta por subasta de dólares después del mediodía, cuando el precio del dólar interbancario o de mayoreo rebasaba 14.35 pesos por dólar, lo que representaba una depreciación de 1.41 por ciento respecto del cierre del miércoles.

En la subasta realizada por el banco central, los intermediarios financieros presentaron nueve posturas de compra, que en conjunto demandaron 107 millones de dólares a un precio ponderado de 14.3565 pesos.

El mecanismo de subasta del Banco de México, según la propia institución, tiene como objetivo evitar que falte liquidez en el mercado de divisas y que por ese motivo se puedan crear burbujas que eleven, por escasez, el precio del dólar. El pasado 23 de mayo, el banco central tuvo que intervenir en el mercado, con este mismo mecanismo, por primera vez desde la crisis de 2009. En esa ocasión vendió 258 millones de dólares, de los 400 millones ofertados, cuando el tipo de cambio llegó a operar hasta en 14.0777 pesos por dólar.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: