Destaca De la Fuente valores, principios e ideales del proyecto educativo de AMLO

Publicado el mayo 10, 2012, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.


* Reivindica la ética de la función pública, además de que busca enseñar a pensar y a reflexionar

* Formará a niños y jóvenes en la tolerancia, la crítica, la autocrítica y en el coraje frente a la adversidad

Rosa Elvira Vargas / Periódico La Jornada / Jueves 10 de mayo de 2012

El proyecto educativo enarbolado por el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador se sustenta en valores, en principios e ideales. Reivindica la ética de la función pública y busca enseñar a niños y jóvenes a pensar y a reflexionar: los educará para la verdad, para la tolerancia, para la crítica, para la autocrítica y para el coraje frente a la adversidad, estableció el ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Juan Ramón de la Fuente.

Destacó además como uno de los grandes méritos de esa propuesta su intención de terminar con el analfabetismo, pues resulta inadmisible –dijo– la existencia en el país de más de 5 millones de personas en tal condición. Además, reformará el modelo pedagógico, pues el que está actualmente en vigor no puede continuar porque es memorista, es obsoleto, malenseña a memorizar y no enseña a pensar.

Considerado en el gabinete de López Obrador, de llegar a la Presidencia de la República, como secretario de Educación Pública, el doctor De la Fuente expuso en el foro de Educación, Ciencia y Tecnología, realizado en el teatro Metropólitan, su análisis al proyecto diseñado para esas áreas.

Y habló ante el propio López Obrador; el jefe del gobierno capitalino, Marcelo Ebrard; el candidato al Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, así como decenas de estudiantes provenientes sobre todo de instituciones públicas de educación superior.

Esta propuesta –planteó el ex rector– ha sido pensada y meditada desde hace muchos años en las universidades públicas, en la Academia de Ciencias y en diversos foros donde se ha analizado la problemática y las propuestas de solución.

Precisamente en el tema de la educación superior, puntualizó De la Fuente, se inyectarán recursos: es el compromiso del presidente del cambio verdadero. La intención es llegar, de manera paulatina, pero como meta a seis años, a invertir 1.5 por ciento del producto interno bruto (PIB) en este nivel de enseñanza, como lo ha planteado la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

Vamos a dar a nuestras universidades la posibilidad de que trabajen al máximo, de que crezcan al máximo. Vamos a pedirles que hagan un esfuerzo de revisión de planes y programas de estudio, que los actualicen, agregó.

Para el también ex secretario de Salud, la responsabilidad de la educación en este país corresponde al Estado mexicano. No es un asunto de personas o de grupos, no es un asunto de organizaciones sindicales y si bien aquél será respetuoso de los derechos laborales, también sabrá poner muy en claro que la responsabilidad educativa ni se transfiere ni se negocia.

Y ello se realizará, resaltó, desde la base democrática del gobierno del cambio verdadero, pues los padres de familia van a estar en cada escuela en el Consejo de Participación Ciudadana, y también estarán ahí los egresados. En suma, ahí vamos a estar todos ayudando, vigilando, supervisando que se cumpla con los planes y programas, dijo.

De la Fuente mostró su confianza en la valía de la propuesta de López Obrador en su objetivo de terminar con la deserción escolar, debida la mayoría de las veces a factores económicos.

“Por supuesto que vamos a evaluar todo lo que hacemos. Lo vamos a hacer con rigor, con objetividad, y como tiene que ser la evaluación: desde una posición independiente. No se puede ser juez y parte. La evaluación tiene que servir, no como un fin en sí mismo, no para encubrir, no para premiar a los incondicionales; la evaluación es un mecanismo para superarnos de manera individual y colectiva.

La calidad será un elemento fundamental en el proyecto educativo del cambio verdadero. No vamos a ceder un ápice en materia de calidad, al contrario. La educación media superior y la superior también tendrán un trato muy especial, concluyó.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: