La de AMLO es la única opción seria para el país

Publicado el marzo 13, 2012, Bajo Columna de opinión, Nacional, Política, Autor @gabriel_Mzuma.

Alfredo Rodríguez – Revista EMET

Si en el mundo de la política sólo fueran determinantes para la evaluación que realizan los votantes una serie de variables como la capacidad administrativa, las ideas, las propuestas, el espíritu de servicio y la integridad ética de los candidatos, no tengo ninguna duda de que Andrés Manuel López Obrador ganaría la próxima elección presidencial con al menos el 90% de los votos a su favor.

El otro 10% restante de los votos se lo repartirían los otros candidatos y estaría conformado por los votos de la ridícula minoría que por ningún motivo quiere un cambio positivo a favor de todos y por los grupos que están obligados a votar por algún u otro partido.

Lamentablemente, las indicadas anteriormente no son las únicas variables que toma en cuenta el votante para determinar su voto. El votante también utiliza la emoción para decidir a quien otorgarle su confianza, por eso es que sabiendo esto, y ante lo complicado de hacer mover emociones positivas por Calderón, las élites emprendieron a campaña para despertar emociones negativas sobre AMLO basadas en un montón de basura inventada.

Afortunadamente, por otro lado, esa campaña para promover emociones negativas es día con día menos y menos efectiva, y lo que sí despierta demasiadas emociones negativas, de miedo e incluso de terror, es la realidad que viven millones de personas en el país debido a los resultados del fracaso neoliberal, lo que abre la esperanza para que en julio pueda darse una contundente insurrección electoral que le de el triunfo a una opción de izquierda.

La oportunidad de que esto ocurra crece al darse a conocer los nuevos episodios protagonizados por las caricaturas de personajes que son el candidato y la candidata de la derecha, Peña Nieto y Josefina Vázquez Mota.

Vázquez Mota en un penoso y vergonzoso evento montado a base de acarreados que de plano la abandonaron dejando el inmueble vacío al no aguantar sus iracundos gritos vacíos de proyecto y llenos de desesperación. Y Peña Nieto, como no queriendo quedarse atrás, sumando un nuevo ridículo a su ya interminable lista, al ser evidenciado usando telepromter en su toma de protesta para decir la sencilla frase: “Sí, protesto”.

Esto vuele a dejar claro, como si la realidad quisiera abrirnos los ojos de una vez por todas, que la única opción que merece ser catalogada como seria, tanto por la personalidad del propio candidato, como por las características de su proyecto, un proyecto sensato, razonable e incluso de sentido común, es la opción de Andrés Manuel López Obrador.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: