Irregularidades en diversas instancias inflaron a $3 mil 750.9 millones el costo de los festejos

Publicado el febrero 16, 2012, Bajo Nacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

Fotografía: La Jornada

Periódico La Jornada/ Roberto Garduño y Enrique Méndez / 16 febrero 2012 /

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) concluyó que durante tres años de operación del Fideicomiso del Bicentenario se cometieron diversas irregularidades, que inflaron el costo de los festejos a 3 mil 750.9 millones de pesos, monto superior –explicó– al presupuesto que en 2010 ejercieron –por separado– las secretarías del Trabajo y de la Función Pública, y programas como el Seguro Médico para una Nueva Generación y la producción de libros de texto gratuitos.

► La ASF explicó que de esa cantidad se otorgaron contratos por 565 millones de pesos a Instantia Producciones; mil 51 millones 301 mil 700 al Grupo Corporación Interamericana de Entretenimiento y sus filiales, y 295 millones 501 mil 300 pesos a la agencia de turismo del Issste, que subcontrató a otras compañías a las que cobró comisiones de entre 5 y 10 por ciento.

■ Al presentar el informe de la Cuenta Pública 2010, explicó que de 565 millones pagados a Instantia Producciones, ésta transfirió 77.4 millones a su sede en Australia, sin pagar impuestos.

Del resto, utilizó 134.6 millones para los sueldos de Richard Birch y dos de sus colaboradores, los gastos de administración de sus oficinas, la renta de sus departamentos, celulares, gas, pagos de luz, servicios de limpieza, boletos de avión, alimentos y hasta despensa.

En su informe –entregado ayer a la Cámara de Diputados–, la ASF pidió al Servicio de Administración Tributaria (SAT) que realice una auditoría a la empresa por probable evasión de impuestos.

En julio de 2010, al justificar la contratación de Birch, Alonso Lujambio, entonces secretario de Educación Pública, afirmó que el australiano es un personaje único en el mundo.

Por desarrollo conceptual, más de 77 millones de pesos

Al revisar el contrato que se le asignó, la ASF encontró que le fue hecho un primer pago por gastos de desarrollo conceptual por 77 millones 514 mil 200 pesos, de los cuales transfirió 77 millones 419 mil 400 a su filial extranjera Autonomía LLC, que registró en su contabilidad como costos de producción en el concepto “fee por desarrollo conceptual”.

El denominado fee es el cobro que realiza una empresa sólo por ofrecer un servicio. Por ello, la ASF resaltó en su reporte que Instantia recibió esos recursos sin que existiera prestación alguna, por lo que esos ingresos quedaron libres de aplicación de cualquier gasto relacionado con la producción o ejecución del proyecto.

Y al considerarlos deducibles, Instantia no pagó impuestos por dichos ingresos y tampoco evidenció que la empresa extranjera efectuara los pagos correspondientes.

Para poder recibir el contrato, Instantia se constituyó como empresa en México, pero para estar en posibilidad de cumplir con sus compromisos, el comité técnico del fideicomiso autorizó la subcontratación de otras dos empresas: Filmmaster-Spectak

Además, el órgano fiscalizador detalló que de los 483 millones 493 mil 500 pesos remanentes, la firma destinó 134 millones 605 mil para gastos administrativos, esto es 24 por ciento del total del contrato.

De ese monto, 23 millones 370 mil son de sueldos de expatriados, de los cuales, 11 millones 503 mil pesos corresponden al salario de Richard Birch y 4 millones 141 mil pesos a dos de sus colaboradores.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: