“Nuestros familiares presos son chivos expiatorios en caso Sicilia”, denuncian

Publicado el diciembre 11, 2011, Bajo Nacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

Rubicea Morelos Cruz/ La Jornada en Línea/ 11 diciembre 2011.

* La esposa de Manuel Ávila Moyao y la madre de José Mario Valencia Escobar, ambos trabajadores del bar Obsesión, acusados de haber participado en la detención de Juan Francisco Sicilia y sus amigos la noche del 27 de marzo pasado, denunciaron que sus familiares ya llevan casi 5 meses privados de su libertad sin ser responsables de lo que se les acusa.

Manuel Ávial Moyao y José Mario Valencia Escobar, ambos trabajadores del bar Obsesión, no laboraron la noche en que el hijo del escritor fue detenido y posteriormente asesinado.

Cuernavaca, Mor.- Eloísa Rivera Gama, esposa de Ávila Moyao, en conferencia de prensa, junto con Josefina Escobar Martínez, madre de Valencia Escobar, aseguraron que sus familiares son chivos expiatorios porque ni siquiera trabajaron la noche en que el hijo del escritor Javier Sicilia fue detenido junto con otros seis amigos de él, y después asesinado por elementos del crimen organizado que operaban en Morelos.

Fue el pasado 15 de junio, casi tres meses después del multihomicidio, cuando policías federales- narró Eloísa- detuvieron a su marido y a otros cinco de sus compañeros, acusándolos de haber participado en la detención de las siete víctimas y ser parte del Cártel del Pacífico Sur que encabezada Jesús Radilla, alias el negro, quien fue detenido por este hecho.

Insistió, como se lo dijeron al escritor Javier Sicilia cuando pasó por Cuernavaca rumbo al sur del país ( en su segunda caravana) que se revise la causa penal 85/2011/IV, porque afirmó que sus familiares su único pecado fue haber trabajado en ese lugar en donde la gente del CPS fue a detener y luego asesinar a las siete víctimas supuestamente por reclamar un teléfono y una cámara fotográfica “a gente presuntamente ligada con el narcotráfico”.

“Suplicó que respeten las autoridades los derechos constitucionales de mi esposo, y tengan a bien a realizar una averiguación exacta del expediente de estos 6 trabajadores que mantenían a duras penas a sus familia, y no eran narcotraficantes como se les acusa”, dijo Eloísa Rivera Gama.

Esos seis trabajadores- Avila Moyao, Valencia Escobar, Mario Omar Aguilar Jaramilo, Javier Alemán Díaz, José Carlos Casarrubias Raymundo y Feliciano Ramírez Mozo- de ese bar están recluidos en el Centro Federal de Reinserción Social número cinco ubicado en Cerro Limón, municipio de Villa Aldama, Veracruz.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: