La CELAC, un sueño de Bolívar que verá la luz el 2 y 3 de Dic. 2011

Publicado el noviembre 27, 2011, Bajo Noticias, Política, Autor MonaLisa.


Por Julio Hernández* / Prensa Latina

La Habana (PL).- La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), un sueño del Libertador Simón Bolívar, será fundada en Caracas durante una cumbre constitutiva los días 2 y 3 de diciembre próximo.
A la cita deben acudir 33 jefes de Estado o Gobierno de la región, los cuales ya han confirmado su presencia en la capital de Venezuela para la ceremonia, según anunció el presidente Hugo Chávez Frías.

Las primeras en anunciar su asistencia fueron las presidentas de Brasil, Dilma Rousseff, y de Argentina, Cristina Fernández, además de los mandatarios de Nicaragua, Ecuador, Bolivia, Uruguay, Paraguay, Guatemala y otros.

Esta será la culminación de un proceso de unidad e integración que tuvo su punto de partida en 1824 con la convocatoria de Bolívar al Congreso de Panamá para crear una federación de las recién independizadas repúblicas.

La idea original fue elaborada por el insigne patriota venezolano Francisco de Miranda (1750-1816), quien propugnaba la creación de una única nación a la cual se le llamaría Gran Colombia.

Bolívar plasmó esta intención en la Carta de Jamaica, escrita en 1815, y calificó de idea grandiosa la intención de fundar en Latinoamérica “una sola nación con un solo vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo”.

La CELAC será en cierto sentido la heredera de este propósito, puesto que agrupará a los países del continente en una entidad propia sin Estados Unidos y Canadá, a diferencia de lo que ocurre en la Organización de Estados Americanos (OEA).

A los países latinoamericanos de habla hispana y a Brasil, se unirán el mes próximo los estados bañados por el mar Caribe, que obtuvieron hace pocos decenios la independencia y comparten con sus vecinos del continente los mismos proyectos e intereses.

Aunque no se trata en estos momentos de fundar una nación, la Comunidad que verá la luz es un paso más en un proceso de integración que se ha acelerado en los años recientes con un marcado énfasis en la independencia.

La creación de esta entidad fue acordada por los gobernantes de la región en la cumbre de Playa del Carmen, México, el 23 de febrero de 2010, como una continuación del Grupo de Río y la Cumbre de América Latina y el Caribe.

Otro antecedente fue la creación del Mercado Común del Sur (Mercosur) por parte de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay el 26 de marzo de 1991, al cual se han asociado otras naciones.

En tanto, el 14 de diciembre de 2004 nació la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), formada por Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua, Dominica, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda y Venezuela, con un programa integrador de nuevo tipo.

Otro paso en la misma dirección lo dieron los 12 países que formaron la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) al firmar en Brasilia el tratado constitutivo el 23 de mayo de 2008.

El nuevo foro es considerado como una pieza clave en la arquitectura de la integración regional.

Con sus 550 millones de habitantes y un Producto Interno Bruto (PIB) global de unos seis billones de dólares, los integrantes de la CELAC tendrán un peso importante en el concierto de naciones.

Pero para lograrlo no bastará con la solidez económica, sino que requerirá una manera propia de enfocar los asuntos latinoamericanos y caribeños, fuera de presiones foráneas.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, dijo recientemente que propondrá en Caracas cambios al sistema interamericano, en referencia a Estados Unidos y la OEA.

Subrayó el mandatario que resulta increíble tener que ir a Washington para discutir asuntos latinoamericanos, cuando Estados Unidos no reconoce la Convención Interamericana de Derechos Humanos.

La aspiración de Ecuador es la de desarrollar la Celac como un foro para la resolución de conflictos regionales, que reemplace a la OEA, por su claro sesgo a favor de países hegemónicos, agregó.

Por su parte, el canciller uruguayo, Luis Almagro, declaró a Prensa Latina que la CELAC permitirá construir la unión a partir de la concertación de políticas en todos los ámbitos de acción.

Uruguay espera que la entidad sea un paso fundamental e importantísimo en la construcción de un espacio de integración de América Latina y el Caribe, dijo.

Hugo Chávez expresó también que esta cumbre va a ser un hecho histórico, pues los gobernantes “debatirán en Caracas, sin Estados Unidos, Canadá o la Unión Europea, sobre el presente y el futuro de este gran continente de la utopía y la esperanza”.

*Periodista de la Redacción de Servicios Especiales de Prensa Latina.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: