En Internet la novela para adolescentes “Corazón del pueblo”

Publicado el noviembre 7, 2011, Bajo cultura, Noticias, Autor MonaLisa.


Una de las imágenes del libro
Niza Rivera / Cultura en la mira / 4 Oct. 2011

MÉXICO D.F. (apro).- Corazón del pueblo es el nombre de una novela dirigida a adolescentes que desde el pasado domingo 2 de octubre se puede seguir en internet; trata de dos pequeñas niñas que mediante realidades, juegos y sueños bien pueden aleccionar a los adultos en un mundo cada vez más violento.

El autor Benjamín Santamaría, conocido como El rey mono, cuenta a apro cómo surgió la idea de la novela que ya se puede ver en la dirección electrónica www.zentros.org . El primer capítulo se transmitió a las cinco de la mañana del pasado domingo, hora del centro de México.

Se trata de una novela donde a través de Nansal y Shakti, “dos niñas de entre seis y once años, mediante juegos, fantasías y pesadillas abordan temas como el compañerismo, la amistad y el amor al pueblo indígena, pero también el divorcio, las drogas, la televisión como enajenamiento, y la mala política”.

Corazón del pueblo, editada por Sergio Valero, contiene ilustraciones de Inti Santamaria. Consta de tres partes, la primera llamada Bravísimo norte, la segunda En el centro del problema y la tercera El sur también resiste.

Cada parte consta de 13 capítulos, cada uno de los cuales se subirán a la página cada domingo. La serie concluirá el domingo previo a las elecciones presidenciales de julio de 2012.

El autor, que estudió teatro en el Centro Universitario fue hace 25 años un activista social, en especial con los niños de la calle, además de que colaboró en el periódico La Jornada, en la sección infantil.

Santamaría cuenta que en 1992 estuvo exiliado en Toronto, Canadá, debido a que, cuando trabajó en Durango, fue amenazado de muerte por atender el caso de una violación a una joven en la que estaban involucrados los hijos del entonces procurador general de Justicia de la entidad.
Hace dos meses regresó a México, con el propósito de publicar la novela y establecerse en el país donde tiene otros proyectos.

“Esta novela surgió hace diez años y no fue publicada en su momento, debido a que, cuando se concebía, tuve una amenaza, tenía otro título, pero la misma historia, en la que se contaba si el país seguía así íbamos a terminar gobernados por el narcotráfico, y se hizo tristemente realidad porque de manera fantástica plantea que desde el presidente a los jueces están coludidos con el narco.

“En la novela se le llaman ‘ensueño-traficantes’ pues es lo que hacen, traficar con los ensueños de la gente, por eso se consume drogas, porque la gente que no tiene para más en este país prefieren involucrarse en una falsa realidad.”

Respecto a la pregunta de cómo aborda las drogas en Corazón del pueblo con tanto bombardeo sobre el tema dice:

“Siempre se les dice a los niños y jóvenes ‘no te drogues porque es malo’, pero uno de los personajes dice ‘mira no sé si es bueno o malo pero si sé que destruyen células del cerebro, tus fantasías, tus sueños, y tu corazón’, se les explica lo que produce para que no se queden con una idea moralista. Se mencionan ‘sustancias que matan y enloquecen’, nunca se usa la palabra droga.”

“La novela gira en torno al poder maléfico de las televisoras que finalmente producen enajenamiento, embrutecen y hacen alucinar, porque hacen vivir realidades ficticias.”
Interesado en disciplinas como el zen, la filosofía y yoga, Benjamín Santamaría dice al final de la entrevista:

“Uno delos planteamientos de la tercera partes es la pregunta de qué vamos a hacer para mejorar, si en las próximas elecciones seguimos con lo mismo las consecuencias serán doblemente desastrosas y dolorosas para la juventud.”
A continuación se expone un fragmento del primer capítulo de la primera parte de Corazón del pueblo:

Primera parte. El Bravísimo Norte
Encendida la tele el terror comienza
Capítulo 1
“…He aquí que se conseguía al fin la sustancia que debía entrar en la carne del hombre-la mujer construidos, del hombre-la mujer formados; esto fue su sangre: esto se volvió la sangre del hombre-la mujer; esta mazorca entró al fin…(…) Inmediatamente fue la palabra de Construcción, de Formación de nuestras primeras madres, padres; solamente mazorcas amarillas, mazorcas blancas sin carne”.
Popol Vuh, El Libro del Consejo.
(con cierto enfoque de género, para que nadie se enoje).

“Un disco de oro puro centellea con su intensidad y belleza de siempre, colgando del muro oriental de la sala. Representa al sol que se precipita hacia la tierra, surgiendo de las fauces abiertas de una serpiente inmensa. Tiene los brazos flexionados y sus manos parecen rasguñar el cielo mientras desciende.

“Su rostro, al frente, en medio de una cabellera espectacular, es glorioso, y tiene los ojos muy abiertos. Nueve rayos finamente esculpidos destellan sobre su cabeza. Sus orejeras, su cuerpo, todo él representa, para los indígenas Huicholes y los Mayas a “La Persona Principal” y al “Corazón del Cielo”, respectivamente.

“Debajo de ese inmenso disco solar, parada en medio de la sala, Nansal se imagina siempre lo que quiere pero no posee. Tiene seis años de edad, así que se imagina, por ejemplo, todos los juguetes de todas las regiones del país por donde ha viajado con su padre, Pepo; esos viajes de aquélla época feliz cuando él aún tenía trabajo e iba dando presentaciones de teatro para jóvenes por ciudades y poblados”.

Imágenes del alma
De pronto se siente ser una muñeca de trapo que ya no tiene nada. Y entonces imagina también que un niño flacucho, de pantalones zancones amarillos, camisa verde corta y la pancita de fuera, trepa sobre un palo simple decorado con una banda de pintura rosa en la base. Con unos hilos que tiene el palo, Nansal imagina que lo hace trepar y bajar, bajar y trepar. A su lado hay un caballo blanco de crin y cola de estropajo, relinchando con su cuerpo de madera. Un avioncito, tejido con hilos gruesos de palma, pintados de colores: rojo, amarillo y azul, extiende sus alas sobre su cuerpo grueso a su lado. La hélice de hilo gris, permanece quieta. Más al fondo, surgen incontables muñecas-niñas de trapo a quienes les han sido arrebatados sus juguetes como a ella. Sus rostros son morenos y llevan trenzas gruesas, negras, de las que brotan enormes moños de color azul, amarillo y rojo.

“Nansal suspira, añora mucho lo que no tiene y termina imaginando un alebrije, encarnado en un enorme dragón verde con el cuerpo serpentineo moteado de blanco. Por un instante imagina que el alebrije agita sus alas color azul claro con motivos verdes y rosas, echando una bocanada de fuego rosa y rojo que alcanza la ventana. Imagina, incluso, que sus grandes ojos negros lanzan chispazos de valor y triunfo, sobre un mundo que pierde sus colores originales. Un ruido eléctrico la saca de su imaginación y la visión de sus juguetes preferidos desaparece.

“Al encender la televisión, su hermana Shakti, de once años, y ella misma, reciben un impacto violento de luces y sonidos artificiales, que eclipsan repentinamente el destello de aquél sol dorado. La imágenes de la tele inundan la sala; se ve un paisaje sagrado: pirámides y templos rodeados por bosques, canales lacustres y montañas: la Gloriosa ciudad de México-Tenochtitlan…”

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: