Educación en México: “No estamos de acuerdo con el presupuesto de Calderón”: Anuies

Publicado el septiembre 24, 2011, Bajo cultura, Noticias, Autor MonaLisa.


Un momento durante la aplicación del examen de ingreso al nivel medio superior, a finales de junio pasado, en el Cetis 153, en el oriente de la ciudad de México / Foto Jesús Villaseca

+ Aunque crece 3.7%, el proyecto tiene “insuficiencias y claroscuros”, reconoce la SEP
+ El plan debe apegarse a la propuesta plurianual de la asociación, afirma López Castañares

Laura Poy Solano / La Jornada / Sábado 24 de septiembre de 2011
Valle de Bravo, Edomex., 23 de septiembre. A los recursos que el gobierno federal pretende destinar en 2012 a la educación superior “le hacen falta 50 por ciento” de los fondos que se necesitan para que cinco de cada 10 jóvenes en edad de asistir a la universidad en 2020 puedan hacerlo, aseguró Rafael López Castañares, secretario general de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies), quien afirmó que las universidades federales y estatales “no estamos de acuerdo con este presupuesto”.

Subrayó que, aun con la creación de partidas presupuestales, como la destinada para becas en el sector universitario –2 mil millones de pesos–, “esto no repercute en todas las instituciones”.

Pese al aumento por 8 mil 500 millones de pesos que propone el Ejecutivo federal, agregó que en realidad se requieren 17 mil millones de pesos, como manifiesta la propuesta de presupusto plurianual impulsada por la Anuies, para alcanzar los objetivos de cobertura, infraestructura y equipamiento.

Mientras, el subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán Gutiérrez, insistió en que el proyecto del Ejecutivo incluye un incremento real de 3.7 por ciento para el sector, aunque reconoció que aún existen “insuficiencias y claroscuros”.

Entre ellos, señaló, en tres de los cuatro fondos extraordinarios destinados a universidades públicas estatales (Upes) hay recortes por mil 395 millones de pesos.

López Castañares subrayó que si bien hay incrementos para becas, además del aumento de mil 800 millones de pesos para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que significa 3.5 por ciento adicional en sus recursos, “si restamos estas cantidades al fondo total para las demás instituciones, y vemos la disminución en los montos extraordinarios, automáticamente no estamos de acuerdo con el presupuesto”.

En la Anuies evaluamos, indicó, dónde inciden los recursos y, aunque “sí hay un aumento de 8 mil 500 millones, que nos coloca en 0.82 por ciento del producto interno bruto, también debemos ver si esos recursos no están en algunas de las casillas y no podemos decir ‘quítale aquí para que le pongas acá’: eso no se puede hacer”.

En conferencia de prensa, tras inaugurar el nodo periférico del Sistema Nacional de Educación a Distancia en el Centro Anuies-Valle de Bravo, explicó que, a fin de evitar “futuros problemas” en rubros como pago de nóminas o apoyos para académicos, “podemos decir que requerimos una cantidad determinada, para que salgamos bien, en general”. La cifra la informará el próximo lunes el consejo nacional del organismo durante una reunión de trabajo con el presidente nacional del PRI, Humberto Moreira.

Respecto de los recortes presupuestales, Tuirán Gutiérrez reconoció que en el rubro para ampliación y diversificación de la oferta educativa, se redujeron 380 millones de pesos; otros 500 millones se recortaron al fondo destinado al fortalecimiento de la calidad educativa, mientras que para impulsar reformas estructurales en las universiades públicas estatales se enfrenta una disminución de 215 millones de pesos.

El fondo de saneamiento financiero –reconoció– con cero incremento, cae en términos reales 3.5 por ciento, mientras el Programa Integral de Fortalecimiento Institucional baja 250 millones de pesos, y al Programa de Mejoramiento al Profesorado se le recortaron 50 millones.

A esto se suman una reducción en el presupuesto para la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, con una caída de 4.5 por ciento. Indicó que los recursos que destina la Sagarpa para la Universidad Autónoma Chapingo y el Colegio de Posgraduados también fueron reducidos en 4.3 y 2.1 por ciento, respectivamente.

Debate en el Congreso, solución

Pese a ello, Tuirán Gutiérrez insistió en que en el proyecto presupuestal del Ejecutivo “no hay disminución, sino un aumento”, pues los recursos para el sector pasarán de 115 mil millones a 123 mil millones de pesos, lo que aseguró afecta de forma positiva a las universidades federales, con incrementos reales, que en promedio “alcanzan 3.5 por ciento, y de 3.9 para las estatales”.

Aseguró que cuando se enfrentan “presupuestos limitados es ideal la discusión en la Cámara de Diputados donde se dará un proceso de negociación que puede terminar corrigiendo estos problemas [presupuestales], por lo que el debate será muy beneficioso”, tras reconocer que en cinco años del actual gobierno los legisladores han reasignado 55 mil millones de pesos para el sector.

Sin embargo, tanto López Castañares como Tuirán Gutiérrez, se enfrascaron durante la conferencia de prensa en un debate que llevó a ambos a reiterar que los recursos que pretende destinar el gobierno federal al sector son “insuficientes”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: