SALINAS NO SE APEGA A LA VERDAD

Publicado el septiembre 9, 2011, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.


Por: Guillermo Marú Moreno / 8 sept 2011 / Ciudad Juárez, Chih.
Dice la nota periodística que CSG: “Afirmó que la situación actual no es igual a la que prevalecía cuando gobernó al país. Según él, el problema de las drogas y los cárteles era un asunto policiaco y hoy es de Seguridad Nacional.”

Pues francamente le voy a pedir respetuosamente al Lic. Salinas de Gortari que me haga el favor de devolverme el dinero que me costó su libro: México, un paso difícil a la Modernidad (Plaza & Janes, primera edición, septiembre del 2000, Impreso en USA/ Printed in the United States of América) porque casualmente el capítulo 12 de ese extenso libro (1393 páginas) se denomina:
EL COMBATE AL NARCOTRFICO: SALVAGUARDA DE LA SEGURIDAD NACIONAL Y DEL PROYECTO DEMOCRATICO.
En ese capítulo 12 (que comprende las páginas de la 349 a la 370) se dicen lindezas como las siguientes que, desde luego, ahora parece que ya no refrenda el Lic. Salinas:

“Mi gobierno se opuso a que el Ejército mexicano efectuara investigaciones y combatiera a las bandas de narcotraficantes.

Era innecesario otorgarle responsabilidades que en un país de leyes competen a las policías especializadas. Además no podía soslayarse el riesgo de que los traficantes intentaran corromper a miembros del Ejército, institución fundamental para la salvaguarda de cualquier país. Por eso el combate al tráfico de drogas se le asignó específicamente a la Policía Judicial Federal.” (Op. cit. pp. 352).

Y así se mencionan otros temas torales en ese capítulo por lo que francamente yo no veo por ningún lado elementos que permitan avalar estrategias de hoy. Por ejemplo, en este capítulo, el libro de Salinas incluye temas como: Primeras investigaciones sobre lavado de dinero. Ataque al cártel del Golfo; se actuó en contra de miembros del Poder Judicial; El combate al tráfico y la muerte del Cardenal Posadas; La cooperación internacional y el combate al narcotráfico; Límites en la cooperación internacional. Tensiones con la DEA; de la colaboración al colaboracionismo; En 1992 el Procurador General alertó sobre la fabricación de testimonios; Agentes mexicanos colaboraron en los Estados Unidos para fabricar testimonios contra mexicanos; La nomenclatura en acción, etc.

En ese texto se relacionan aspectos tan interesantes como las difíciles relaciones que se sostuvieron con nuestros primos para combatir de manera bilateral la pandemia y los esfuerzos que supuestamente se tuvieron que realizar para salir airosos en la defensa de la soberanía nacional.

¿Y hoy? ¿Cómo se puede convalidar lo de hoy, a la luz de lo que escribimos ayer que sólo es continuidad y nuevo acontecer?
Dice CSG que ayer esto era un problema policiaco y que ahora es un problema de Seguridad Nacional.
Sin embargo esta declaración no se condice con lo que se señala en el libro mencionado: “A partir de la toma de posesión del presidente Salinas de Gortari, en diciembre de 1988, el compromiso antidrogas de México adquirió una nueva firmeza. El presidente Salinas identificó al tráfico de drogas como una amenaza a la seguridad nacional; esta es la primera vez que el gobierno mexicano adopta una posición así…” (pp. 356)

Más aún, al cierre de ese capítulo CSG insiste en lo siguiente: “El combate al narcotráfico representó una batalla larga. Era por motivos de seguridad nacional. No se ganó la guerra. Como se verá, a partir de 1995 muchos de los miembros más corrompidos de esas policías pudieron regresar al control de las procuradurías de justicia, por lo que el avance democrático y la vigencia del Estado de Derecho ingresaron a una zona de mayor riesgo.”
Con lo anterior nos preguntamos entonces:
¿Qué pasa?
¿Quitamos ese capítulo 12 del libro y lo demás si es cierto? ¿O arrojamos todo el libro al cesto?
La verdad es que en lo personal ese capítulo está bien y recomendamos leerlo porque trae mucha información sobre este asunto (nombres, lugares, fechas, montos, involucrados, etc.), pero…
¿Ahora por qué se desdice Licenciado?
Ciudad Juárez, Chih.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: