Derrumbe en mina de carbón en Coahuila deja cuatro muertos

Publicado el agosto 27, 2011, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


Familiares de los cuatro obreros muertos por el derrumbe en la mina La Esmeralda, permanecen al exterior del socavón ubicado sobre la carretera entre Nueva Rosita y Mineral de Barroterán, a unos 15 kilómetros de distancia de la carbonera Pasta de Conchos, en Coahuila / Foto La Jornada

* Una “bolsa de gas metano” originó el percance, cuando los obreros extraían mineral, según reportes
* Muestra una vez más la irresponsabilidad y la avaricia de Grupo Acerero del Norte: sindicato

L. Ramos y C. Gómez / Corresponsal y reportera / La Jornada / 27 de agosto de 2011
Cuatro trabajadores murieron tras un derrumbe de cien toneladas de carbón que ocurrió la mañana de ayer en la mina La Esmeralda, de la empresa Minerales Monclova Sociedad Anónima (Mimosa), localizada en San Juan de Sabinas, Coahuila.

Por la tarde, brigadistas sacaron los cadáveres de Mario Alberto Flores Martínez, de 34 años, originario de Sabinas; Miguel Ángel Hernández Martínez, de 38, procedente de Múzquiz, y de Ángel González Pineda, de 36, vecino de Nueva Rosita. Entrada la noche recuperaron los restos de Jesús Tobías Hernández, quien tenía su domicilio en Múzquiz.

La compañía informó que el derrumbe ocurrió a las 5:25 horas con el desprendimiento de una “bolsa de gas metano” descubierta por una barrenadora mecánica con la que los obreros se ayudaban para extraer el carbón de las paredes de la cantera. En el área había 10 trabajadores, seis de los cuales salieron ilesos; en otros túneles del yacimiento habían otros 122 mineros que también se pusieron a salvo.

“De inmediato personal del área de relaciones industriales avisó a los familiares de los mineros atrapados para trasladarlos a las instalaciones de la mina, y los mantuvo al tanto de los avances de las labores de rescate”, dijo la empresa.

En otro reporte, Grupo Acerero del Norte, por conducto de su filial Altos Hornos de México, aseguró que el funcionamiento del sistema de ventilación de la excavación evitó un estallido que pudo haber elevado el número de víctimas. Dijo que “un grupo de 66 especialistas inició las labores de rescate”.

Los afectados laboraban en el tercer turno que finalizaría a las siete de la mañana de este viernes.

La Esmeralda, también conocida como Mina V de Mimosa, se localiza sobre la carretera entre Nueva Rosita y Mineral de Barroterán, municipio de Múzquiz, a unos 15 kilómetros de distancia de la carbonera Pasta de Conchos.

En la ciudad de México, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) señaló que la autoridad hará una “inspección extraordinaria de condiciones de seguridad e higiene, con el propósito de identificar las posibles violaciones a la normatividad aplicable en dicho centro de trabajo; particularmente en lo que se refiere a las medidas de seguridad que estipula la NOM 032 Condiciones de seguridad en las minas subterráneas de carbón”.

Para ello, el titular de la dependencia, Javier Lozano Alarcón, instruyó al subsecretario del Trabajo, Joaquín Blanes Casas, para que se trasladara al lugar del percance acompañado del director general de Inspección Federal del Trabajo, Rafael Avante Juárez, y coordinar las tareas de los inspectores federales del trabajo en dicha veta.

“Nueva negligencia criminal”

Aparte, el sindicato minero lamentó que una “nueva negligencia criminal del Grupo Acerero del Norte” provocara una explosión en una mina de carbón, “ahora la número cinco del municipio de San Juan de Sabinas, Coahuila”.

“Todo parece indicar que una vez más la explosión tuvo origen en la irresponsabilidad, avaricia y arrogancia de la empresa por no instalar adecuadas condiciones de seguridad industrial y salud de los trabajadores.

“Es decir –aseguro– estamos ante otro posible homicidio industrial, como el ocurrido el 19 de febrero de 2006”, dijo en relación a los 65 trabajadores que quedaron sepultados esa vez, tras una explosión en el yacimiento concesionado a Grupo México e Industrial Minera México. Sólo dos cuerpos fueron recuperados.

El 3 de mayo pasado, 14 trabajadores murieron sepultados bajo toneladas de carbón y escombro luego de una explosión por la acumulación de gas metano en el pozo tres de la Compañía Minera Binsa del ejido Sabinas, en el municipio del mismo nombre.

La Secretaría de Trabajo y la Fiscalía General del Estado de Coahuila intentaron ocultar los hechos, pero activistas del Centro de Reflexión y Acción Laboral descubrieron que el pocito de carbón se desplomó debido a que no tenía las condiciones mínimas de seguridad.

El 15 de julio el juez penal Sergio Tamez Moreno libró órdenes de arresto contra Melchor González Vélez, propietario de la carbonera, y del responsable técnico Elías Moreno, aún no detenidos. Ambos están acusados de homicidio culposo y lesiones graves.

Como parte de la permanente tragedia minera en Coahuila, el 3 de agosto falleció el obrero Willhem Ernesto López García mientras trabajaba dentro de un pozo de carbón en Villa Agujita donde ocurrió un derrumbe.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: