Concierto de Milanés desata ira de los cubanos exiliados en Miami

Publicado el agosto 11, 2011, Bajo cultura, Autor MonaLisa.


Valla que promueve el concierto en Miami. / Foto cubadebate

* Es agente ideológico de un gobierno enemigo, señala grupo que pide cancelar el acto
* “Me conmueve su pasión, pero la presentación se realizará”, señala el promotor de la gira
* iene que haber un entendimiento cultural e histórico entre los connacionales, dice el autor de Para vivir

Dpa / La Jornada / Jueves 11 de agosto de 2011
Miami, 10 de agosto. El concierto que el cantautor cubano Pablo Milanés dará a finales de mes en Miami está desatando pasiones encontradas entre los exiliados de la isla, reportan hoy medios locales de prensa.

Milanés, de 68 años y ganador de dos premios Grammy, se presentará el 27 de agosto en la Arena American Airlines como parte de su gira por Estados Unidos, que incluye actuaciones en Washington, Nueva York, Boston, Oakland y Puerto Rico.

“El concierto es una afrenta”, dijo al diario El Nuevo Herald Emilio Izquierdo, coordinador general del grupo Cuban American Patriota and Friends. “Milanés es agente ideológico de un gobierno enemigo y patrocinador del terrorismo. No lo queremos en la capital y corazón del exilio.”

Más de 20 grupos de exiliados cubanos y ex presos políticos solicitaron al alcalde Carlos Jiménez y los comisionados del condado Miami-Dade que cancelen el espectáculo.

El grupo considera que el espacio “es de los ciudadanos”, por lo que no pueden usarlo elementos “contrarios a los intereses y principios democráticos”.
Protestas callejeras

Hace varios días aparecieron carteles y afiches en diferentes puntos de la ciudad en los que se anuncia la presentación de Milanés, lo que originó protestas callejeras y también ante radiodifusoras, televisoras y medios escritos.

El alcalde Jiménez rechazó la solicitud de los grupos exiliados, expresando que está en contra de destinar recursos de los contribuyentes para los denominados intercambios culturales con artistas de la isla, pero que no tiene poder para obstaculizar las operaciones del coliseo.

“El recinto deportivo es propiedad del condado, pero es operado por una entidad privada que tiene el poder exclusivo de decisión”, expresó Jiménez en una declaración pública al referirse a Basketball Properties Limited, filial del equipo Miami Heat, que administra la instalación.

Por su parte, el empresario Hugo Cancio, presidente de Fuego Entertainment y Cuba Business Development Group, la empresa que organiza la gira de Milanés, descartó cualquier posibilidad de interrumpir la agenda del músico en Miami.

“Me conmueve su pasión (de los exiliados cubanos), pero no se cancelará el concierto de Pablo Milanés”, dijo Cancio. “Milanés no sólo viene a cantar a sus hermanos cubanos, sino a cientos de miles de seguidores de toda América Latina que también viven en esta ciudad y poseen idénticos derechos.

“Es un icono musical que siguen millones de admiradores alrededor del mundo”, añadió Cancio. “Estamos tremendamente entusiasmados y orgullosos de tener la oportunidad de producir su primera gira en Estados Unidos desde 1992.”

Voces mínimas

En una entrevista anterior, Milanés refirió la existencia de “determinadas voces mínimas” contra su presentación, y lamentó que no hubiera “unanimidad” en cuanto a la necesidad de un entendimiento entre todos los cubanos.

“No importan las cosas que nos separan –nos pueden separar muchas, entre ellas las ideológicas–, pero tiene que haber al fin un entendimiento entre los cubanos, un entendimiento cultural, histórico, sentimental, y eso debe expresarse mediante la cultura, que me parece que es el vehículo idóneo.”

Es un reto “llegar al lugar donde están los cubanos y que haya un entendimiento maravilloso; tenemos que empezar a tenerlo sin reticencias”, agregó.

Una gran embajada de artistas cubanos se ha presentado en Miami después de que se hizo más flexible la normatividad de los viajes por el gobierno del presidente Barack Obama en 2009.

Pero el embargo estadunidense a Cuba impide que los artistas provenientes de la isla reciban pagos o compensación monetaria, en tanto las empresas promotoras están obligadas a costearles pasajes y gastos de hotel, y sólo pueden pagarles viáticos por un máximo de 80 dólares diarios.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: