Economía vulnerable

Publicado el agosto 1, 2011, Bajo Noticias, Autor Axiel.

MÉXICO, DF, 31 de julio (EL UNIVERSAL).- La economía mexicana no está tan blindada y puede ser una de las más afectadas por el entorno mundial, aunque no se genere una moratoria de pagos en Estados Unidos, consideró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

“Aunque hasta ahora México muestra una fortaleza macroeconómica, no significa que haya un total blindaje como se ha mencionado, ya que el comercio con EU representa dos terceras partes del comercio total”, expuso el organismo empresarial.

Agregó en su informe semanal, que además de Estados Unidos proviene poco más de 80% de la inversión extrajera y hay una sincronización en la evolución de la actividad productiva.

El impacto, cualquiera que sea, puede poner en riesgo el pronóstico de crecimiento de 4.3% de la economía nacional durante este año y para 2012 se anticipa menor dinamismo que podría agudizarse, expuso.

“Eso nos llevaría a marginales e insuficientes tasas de crecimiento para atender las necesidades de bienestar de la población, que en la actualidad tiene un importante rezago”, refirió.

Aseguró que mientras no existan mayores avances en materia de reformas estructurales, la economía seguirá expuesta a cualquier desequilibrio proveniente de Estados Unidos.

La institución insistió en la importancia que el país cuente con un sistema tributario, que sin deteriorar el bienestar de las familias, fortalezca las finanzas públicas, así como el tener una asignación eficiente y transparente del gasto público.

Destacó la importancia de tener un marco regulatorio que estimule la actividad productiva y el empleo; así como un estado de derecho que de certidumbre a la inversión.

“Esto facilitará y estimulará las relaciones económicas con otros países por lo cual se debe aprovechar al máximo los tratados comerciales existentes”, comentó el CEESP.

Aunque las expectativas apuntan a que se llegará a una solución en el tema de la deuda estadounidense, no inhibe la posibilidad de que el gobierno de Estados Unidos pierda su calificación AAA, relacionada con el pago de sus pasivos contratados.

Tanto demócratas y republicanos coinciden en que una condición para elevar el techo de la deuda es un programa de reducción del déficit, la discrepancia radica en cómo hacerlo y las fracciones políticas tendrán que ceder antes de la fecha límite.

Ese escenario es menos negativo pero no dejará de provocar repercusiones en los mercados y una menor nota crediticia se podría reflejar en aumento de los costos de endeudamiento a nivel mundial, detalló.

De una u otra forma, dijo el órgano empresarial, habrá algún efecto en la economía mundial que pone en riesgo las expectativas de crecimiento para el presente y próximo año.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: