Un año sin la voz de Carlos Monsiváis

Publicado el junio 19, 2011, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


La basta obra del escritor, periodista y ensayista aún no ha sido registrada por completo, dado que su pluma apareció en innumerables medios nacionales y extranjeros.

De la redacción / La Jornada / 19/06/2011

México, DF. Al cumplirse un año de la muerte del periodista Carlos Monsiváis -ocurrida el 19 de junio de 2010- aún queda pendiente el registro exacto de su obra, toda vez su basta publicación en innumerables revistas y periódicos tanto del país como en el extranjero.

La ausencia del crítico levantó voces de la comunidad intelectual, quienes lo recuerdan como “la conciencia de México”. Más allá de su apabullante erudición, la suya era ante todo la figura del gran orientador social de nuestro pueblo”, expresó el historiador Rafael Tovar y de Teresa, durante la ceremonia realizada en el Museo el Estanquillo, que el mismo Monsiváis fundó en 2006, donde desde el viernes pasado descansan las cenizas del escritor.

Como homenaje a un ávido lector, el autor de Días de guardar recibirá a manera de homenaje un maratón de lectura pública de fragmentos de su obra, así como la invitación para compartir anécdotas vividas con el escritor, y que serán transmitidas en vivo por la estación radial Reactor 105.7 FM , a partir de las 12 horas de mañana lunes.

“Cuando uno lee ya no está solo. Leer es dialogar y cuando se dialoga la soledad se declara abolida”, fue una de sus reflexiones durante la intervención que dio Carlos Monsiváis en la sala de lectura de la colonia Nuevo Vallejo, seis meses antes de su muerte ocurrida a raíz de fibrosis pulmonar.

El Premio Cervantes 2010, José Emilio Pacheco dijo que ante su muerte “sólo podemos leerlo y releerlo, y darle al fin el sitio que merece entre los grandes escritores mexicanos de todos los tiempos”.

A principios de este mes, también se estrenó en el mismo recinto el documental Carlos Monsiváis, celebración de una vida.

El día de su muerte, Monsiváis fue velado en el Museo de la Ciudad de México. Esa noche se dieron cita intelectuales, artistas, políticos y gente que le expresó su agradecimiento por la labor realizada durante varias décadas.

El flautista Horacio Franco fue uno de los ahí presentes, quien a nombre de la comunidad gay, colocó sobre el féretro la bandera multicolor que la simboliza, toda vez que fue uno de los defensores por terminar con la discriminación y la homofobia.

Posteriormente, los restos de Monsiváis fueron llevados al Palacio de Bellas Artes, donde se le realizó un homenaje oficial.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: