EL MISIL CONTRA PEÑA NIETO

Publicado el junio 14, 2011, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


Jorge Hank Rhon

Por Jenaro Villamil / México, D.F. / El Mañana -12 Junio 2011 / Proceso

El arresto de Jorge Hank Rhon –el hijo menor del profesor Carlos Hank González, líder emblemático del Grupo Atlacomulco– y su internamiento en un penal de Tecate, paralizó al propio gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto y a los operadores de la campaña del priísta Eruviel Ávila. Y aun cuando Luis Videgaray, coordinador de la misma, se apresuró a decir que no hay dinero de Hank Rohn en este proceso electoral para favorecer al candidato del PRI, crecen las suspicacias por la cercanía de los Hank Rhon con Peña Nieto durante los últimos años y sobre los mutuos favores recibidos.

“No le muevan”.
Hay que esperar el desenlace del proceso judicial”, fue la orden terminante del mandatario mexiquense Enrique Peña Nieto a sus colaboradores, horas después que se conociera la detención de Jorge Hank Rhon, el hijo menor de Carlos Hank González, el máximo exponente del Grupo Atlacomulco.

Desde San Luis Potosí, la mañana del mismo sábado 4, el dirigente nacional del PRI, Humberto Moreira, lamentó la incursión de efectivos militares en el domicilio del dueño de Grupo Caliente y acusó al gobierno federal de encabezar una “cacería de brujas” contra el integrante de una “destacada familia priísta”.

Antes de que optaran por el silencio, la reacción más significativa fue la de Luis Videgaray, coordinador de la campaña de Eruviel Ávila.

El exsecretario de Finanzas de Peña Nieto afirmó que “ni un solo peso” de la fortuna de Hank Rhon, calculada en mil 500 millones de dólares, se ha destinado al apoyo de Eruviel.

Videgaray respondió a los señalamientos de Carlos Navarrete, coordinador de los senadores del PRD, y de Luis Sánchez, dirigente estatal perredista, quienes ventilaron el posible apoyo financiero de la familia Hank Rhon a la campaña del priísta.

El golpe contra Hank Rhon fue el inicio de una semana negativa para la campaña de Eruviel, sobre todo para las aspiraciones presidenciales del propio Peña Nieto.

El gobernador mexiquense evadió el debate público con el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, el precandidato presidencial del gabinete más mencionado en las últimas dos semanas; también se quejó porque varios colaboradores de Felipe Calderón “están alentando campañas negras” en su contra.

Una de ellas, según Peña Nieto, fue la difusión de un video en Youtube donde su nombre aparece rotulado en un reloj de la Casa Bijan, la exclusiva tienda de ropa de Beverly Hills, establecimiento donde adquieren su vestuario actores y aristócratas europeos.
La boutique suele distinguir a sus “clientes frecuentes” que han gastado un mínimo de 2 millones de dólares.

La oficina de Comunicación Social de Peña Nieto negó la veracidad del video que circuló en las redes sociales y el propio mandatario afirmó: “No he estado en la tienda y lo puedo afirmar categóricamente”.

Tampoco le fue bien a Eruviel después del debate televisivo con Alejandro Encinas, de la coalición PRD-PT-Convergencia, y Luis Felipe Bravo Mena, del PAN.
El equipo del priísta logró aislar el tema de la detención de Jorge Hank, pero no pudo frenar la ola de burlas en las redes sociales al exceso de maquillaje en las mejillas del aspirante priísta durante el evento.
La frase “me maquillo como Eurviel” se volvió trending topic en la red de twitter el jueves 9.

En entrevista radiofónica, el candidato priísta trató de ironizar al respecto.
A Joaquín López Dóriga le declaró: “Ya conocen a mi peluquero, ahora les voy a presentar a mi maquillista”.

Las redes desde Baja California
El impacto más fuerte para Eruviel se dio desde las redes formadas en Baja California para apoyar su campaña.
Los hankistas constituyeron una brigada conocida como “El Grupo de los 33”, comprometida con la tarea logística a favor del candidato priísta mexiquense.

Entre los personajes que alentaron este grupo se encuentran Luis Javier Algorri, secretario de Seguridad Pública de Tijuana durante el gobierno de Hank Rhon y exdirector de seguridad de Grupo Caliente, así como Mario Madrigal y Ranier Falcón, líderes del sindicato que agrupa a los trabajadores de la red de centros de apuestas del exaspirante a gobernador de Baja California.

También se integraron a la campaña de Eruviel el diputado federal por el Partido Verde, Eduardo Ledesma, y Manuel Rodríguez Monarrez, director del Sistema Municipal de Parques Temáticos de Tijuana durante el gobierno de Hank.

El columnista Miguel Ángel Granados Chapa se preguntó, el viernes 10 en su columna de Reforma: “si la presencia tijuanense se limita a asegurar el triunfo de Ávila en el Municipio de Zumpango, donde gobierna el PAN.
Me pregunto si se escogió esa municipalidad, limítrofe con el Estado de Hidalgo y que no cuenta entre las más pobladas del Edomex para que pudiera trabajar en discreción en tareas que requieren mayor sigilo, como la introducción de recursos ilegales a la campaña en todo el Estado”.

En la página www.eruvielbajacalifornia.com, bloqueada a raíz del arraigo judicial de Hank Rhon, se informaba que los coordinadores del “Grupo 33 de Tijuana” para el Estado de México se reunieron “con el dirigente del PRI en aquella entidad y coordinador de la campaña, Luis Videgaray, quien de manera expresa solicitó el apoyo de los bajacalifornianos”.

El mismo sitio reportó que “como apoyo adicional se cuenta por igual al empresario tijuanense César Cázares y Bernardo Macklis, así como Manuel Rodríguez Monarrez por parte del Partido Verde”.

En la página de facebook de los priístas de Baja California que apoyan a Eruviel hay un vínculo directo con el PRI Movimiento Nacional de Cibernautas de Tijuana, que cuenta con 321 seguidores, a la @Red Emprendedores, a la página Tres BC Hank y al blog Yo sí Creo en Jorge Hank Rhon.

Estos mismos grupos convocaron el martes 7 a una marcha pacífica en apoyo a Hank Rhon en el monumento Abraham Lincoln, de Tijuana.

Las redes bajacalifornianas en el Estado de México llegan hasta el equipo de seguridad de Hank Rhon, el mismo que falló en brindarle ayuda antes de su detención domiciliaria.
En mayo de 2009, elementos de la procuraduría estatal de Sonora detuvieron a Jorge Vera Ayala, jefe de escoltas de Hank Rhon, quien se identificó como comandante de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE) del Estado de México.
Vera Ayala desapareció desde el operativo del sábado 4 a la casa de su patrón.

La misma información de la procuraduría sonorense detectó que otros integrantes del equipo de seguridad de Grupo Caliente cuentan con permisos para portación de armas de fuego, entregados por la ASE mexiquense.

Trueque electoral y de negocios
Desde 2006, el gobierno de Enrique Peña Nieto mandó a Baja California recursos y operadores para la campaña electoral de Jorge Hank Rhon a la gubernatura, que perdió el 5 de agosto de 2007 frente al panista José Guadalupe Osuna Millán.

El apoyo de Peña Nieto al hijo menor de la dinastía de Carlos Hank González formó parte de un pacto entre el actual gobernador mexiquense y Carlos Hank Rhon, cabeza del Grupo Interacciones, quien aspiró a la candidatura del PRI en 2004.

El propio exgobernador Arturo Montiel relata en su libro Desde Atlacomulco la manera en que convenció al empresario del Grupo Interacciones para que declinara a favor de Peña Nieto:
“Sin duda, el ingeniero Carlos Hank Rhon era un candidato estupendo que además traía la carga genética de su padre: inteligencia, audacia y bonhomía, pero también tenía el problema de su arraigo.
Iba a ser muy difícil defender su vecindad mexiquense.
El CDE (Comité Directivo Estatal del PRI) habló con Carlos, se expuso el problema de la residencia y con un gran estilo entendió.
“No era posible” .

La familia Hank aceptó a cambio de otros beneficios.
El Grupo Interacciones es uno de los 10 acreedores de la administración de Peña Nieto.
Entre 2006 y 2009 la dirección de Recursos Materiales de la Secretaría de Finanzas, que encabezó Videgaray, pactó el pago de 98.
7 millones de pesos para asegurar bienes muebles, inmuebles, vehículos y aeronaves del Estado de México.

Durante 2007 Grupo Interacciones ganó el contrato para operar el Seguro Escolar por un monto de 18.
2 millones de pesos.
A través de este mecanismo financiero, el gobierno de Peña Nieto proporcionaría atención médica para menores que sufrieran accidentes en sus colegios.

Ese mismo año se acrecentó el apoyo del gobierno de Toluca a la campaña de Jorge Hank Rhon en Baja California.
El enlace clave fue Eduardo Bernal Martínez, de Tecámac, considerado en el Estado de México como uno de los asesores más vinculados a las empresas e intereses del exalcalde de Tijuana.

Bernal Martínez fue hasta el 16 de mayo de 2011 el representante de Eruviel ante el Instituto Electoral del Estado de México.
Antes de ser sustituido por el exgobernador César Camacho Quiroz, Bernal Martínez operó al interior del organismo la operación clave para las elecciones del próximo 3 de julio: la integración de las mesas directivas de casilla.

El papel de Bernal Martínez en la campaña de Hank Rhon en 2007 no fue muy afortunado.
La derrota del hijo menor del “profesor” Hank González, provocó un agrio enfrentamiento entre Martínez y el equipo de Fernando Castro Trenti, quien hoy es senador priísta por Baja California.

Testigos de ese enfrentamiento relata a Proceso que no sólo hubo mentadas de madre sino amenazas entre los mientras de ambos equipos.
Hank Rhon se quejó por la falta de operación de Castro Trenti, quien controla la estructura electoral priista en Baja California.
“Se confió demasiado en su estructura financiera”, confió uno de los operadores de aquella campaña.

A Bernal Martínez se le identifica en el Estado de México como uno de los impulsores de la campaña de Eruviel en el Municipio de Zumpango, actualmente gobernado por el PAN; además, es uno de los aspirantes a la alcaldía de Tecámac por segunda ocasión en las elecciones municipales de 2012.
Bernal Martínez ya despachó en ese ayuntamiento entre 1995 y 1997.

La sombra del “profesor”
La detención de Jorge Hank, considerado uno de los “intocables” del viejo régimen priísta, impacta no sólo la campaña de su correligionario Eruviel, sino también al Grupo Atlacomulco, la escuela de “políticos ricos y pueblos pobres” que ha gobernado el Estado de México desde hace décadas.

Son múltiples y constantes las demostraciones de pacto mutuo entre Peña Nieto y la familia Hank.
En 2009 durante la ceremonia del natalicio 82 del profesor Carlos Hank González, nacido en Santiago Tianguistenco los lazos de unión se hicieron patentes.

Durante la ceremonia del 28 de agosto de ese año, presidida por Peña Nieto, el mandatario entregó un ejemplar del libro Carlos Hank, fuerza expresiva y vigencia de un gobierno innovador a la viuda del “profesor”, doña María Guadalupe Rhon de Hank.

El acto no sólo fue un simple evento de protocolo, sino de proselitismo a favor del mandatario mexiquense.
Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones de Peña Nieto, comparó la “congruencia” de Hank González con la administración actual priísta que “cumple con lo prometido”, mientras que Humberto Benítez Treviño, exsecretario de Gobierno peñista, diputado federal y presidente del Patronato Carlos Hank González, avaló la continuidad entre el político fallecido y la “joven promesa” mexiquense.

Un año después se volvió a repetir la ceremonia en la cual se presentó otro libro: Carlos Hank González, trascendencia y visión de una política contemporánea, prologado por Peña Nieto.

El diputado local Enrique Jacob Rocha, viejo operador hankista y ahora de la campaña de Eruviel ubicó al mandatario como “un referente nacional de buen gobierno”.

A ese evento asistieron los exgobernadores Emilio Chuayfett e Ignacio Pichardo; fue notable la ausencia de Arturo Montiel, según destacó la prensa al día siguiente.
Chuayfett, durante su paso por la Secretaría de Gobernación en el gobierno zedillista, le amplió el permiso a las 45 concesiones de salas de juego del Grupo Caliente, propiedad de Jorge Hank Rhon.

En febrero último, Montiel lanzó su libro Desde Atlacomulco.
Testimonio del exgobernador del Estado de México, lleno de mensajes cifrados y recordatorios a su sucesor y sobrino Enrique Peña Nieto.

Desde las primeras páginas, el autor ubica a Hank González como el orgullo de la estirpe política surgida en Atlacomulco:
“Si se quiere señalar a Carlos Hank González como líder del mítico Grupo Atlacomulco, lo es; pero no del grupo, sino el líder, el continuador de la obra iniciada por Isidro Fabela.
Es el gran referente del Estado de México moderno y un ejemplo de hombre político y empresario.
Si se quiere decir que yo fui formado por el maestro Hank, aciertan”.

Para que no quede duda de que su texto es una defensa de los pactos al interior de ese grupo, Montiel remata en el último párrafo:
“… No es una nomenclatura, sino una manera de hacer política donde el poder se ejerce a partir de haber demostrado en la práctica y en el trabajo capacidad para hacer… Fui criado en ese esquema que permite combinar las virtudes del gobernante con el emprendedor.
Y he seguido esa pauta a pesar de que en el camino me encontré con enemigos que señalaban que un político no podía ser empresario y un empresario no podía ser político.
Yo he jugado ambos roles, pagué un altísimo costo para desempeñarlos, pero no me arrepiento, jugué: no me siento fracasado ni resentido.
Me siento satisfecho y agradecido por haber apostado por mi país”.

Antes de la detención de Jorge Hank Rhon, el nombre de Arturo Montiel se mencionó insistentemente como uno de los exgobernadores que forman parte de los “expedientes negros” que el gobierno federal tiene para impactar en el escenario electoral de 2011 y de 2012.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: