El gobierno una porquería por criminal, pero nosotros estamos peor porque lo permitimos

Publicado el mayo 13, 2011, Bajo Noticias, Autor Molotov.

Pedro Echeverría V.

1. Venderá el gobierno de Felipe Calderón acciones de Pemex a inversionistas yanquis; Señaló que debe considerarse la venta de acciones de Petróleos Mexicanos como parte de un proyecto de ley que planea presentar para “modernizar” la compañía estatal de petróleo y aumentar la producción. Afirmó que México será capaz de revertir seis años de producción petrolera en declive. Se explicó que Pemex llevará a cabo la primera ronda de contratos en agosto en los que intervendrán los más poderosos empresarios que, seguramente recibirán la bendición del alto clero

2. Y el pueblo mexicano no está enterado y peor aún, no le interesa porque está dedicado a buscar la comida o el sustento diario. ¿Cuántos diputados, senadores, gobernadores podrá negociar el presidente Calderón con los demás partidos y organismos de trabajadores para obtener el voto mayoritario en las Cámaras? Algunos de la clase política que dicen que las elecciones son democráticas porque los votos cuentan, se muerden la lengua porque saben que eso ha sido desde hace muchas décadas una vil mentira que sirve como engañabobos y para tontos. Las elecciones son una farsa.

3. Por otro lado, “se reactiva la inflación por alza de alimentos”. Los artículos de primera necesidad han elevado gigantescamente sus precios: El jitomate aumentó hasta 500%; aceite, aguacate y carne también se dispararon. Los incrementos en gasolinas, tortilla y vivienda contribuyeron a la carestía. El factor climático causó el “rebote” en productos agropecuarios, declararon expertos. No se descarta nueva “volatilidad” en septiembre por “ajustes” en colegiaturas y otros aumentos por cualquier pretexto o motivo del que siempre hacen gala los gobiernos. (La Jornada de hoy 10 de mayo)

4. En otros países y en otros tiempos por mucho menos alzas se han registrado levantamientos de trabajadores, pero en México mejor se pide apretarse más el cinturón aunque tengan que morir decenas de miles de seres humanos por hambre y desnutrición. No cabe duda que se tiene una clase política inteligente y un pueblo extremadamente aguantador. ¿Cuándo veremos en las calles, aunque sea un mes, a nuestro pueblo de trabajadores, estudiantes, amas de casa, luchando abiertamente en las calles, saqueando los negocios para poder abastecerse y salvar a su familia del hambre?

5. El ejército de EEUU podrá intervenir abiertamente en México (a petición de la canciller Espinosa) ante la incapacidad gubernamental para frenar el narcotráfico, la delincuencia organizada -según han dicho Obama, Clinton, Napolitano- y para apresar al Chapo Guzmán que parece convertirse en el Bin Laden mexicano. Es por lo que en los últimos meses se han estado aprobando millones de dólares, así como mayor cantidad de asesores gringos, armas y helicópteros; incluso aviones de vigilancia y para bombardear, pero sin pilotos. El desarrollo tecnológico al servicio de la guerra imperial.

6. Los yanquis han medido que el pueblo mexicano, al invadirlo abiertamente –con el apoyo ideológico y propagandístico de los medios de información- no sólo no se defenderá sino que hasta aplaudirá como los empresarios y el clero han puesto el ejemplo a través de la historia. Pero lo más seguro es que los 10 o más grupos guerrilleros existentes podrán reactivarse para luchar por la defensa de la independencia del país. ¿Qué tal si esa invasión yanqui se transforma en revolución del pueblo? Por eso aunque Calderón, ejército, marina y policías estén de acuerdo lo piensan dos veces.

7. Pero ahí están las elecciones entretenedoras, las alianzas oportunistas de partidos y candidatos, así como la permanente búsqueda de la burguesía por renovar sus cuadros políticos. Aunque en los tiempos electorales los partidos y políticos parecen enfrentarse y dividirse, en la realidad son tiempos de mayor dominación y sometimiento de los trabajadores por la clase dominante. Son los años de mayor engaño, mucha más grande manipulación y ceguera. ¿Cuánto tiempo más seguiremos soportando la entrega del país, la carestía y las amenazas sin armar desmadres en serio?

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: